Consulta pública para normativa europea sobre accesibilidad

Extraído de la página de Facebook de CNJ-CNSE (Comisión de Juventud SordaConfederación Estatal de Personas Sordas)

 

Hasta el 29 de febrero, la Comisión Europea tendrá abierta una consulta pública para conocer la opinión tanto de empresas como de particulares sobre las medidas legislativas necesarias que garanticen la accesibilidad de bienes y servicios en el mercado europeo. Con los datos obtenidos se elaborará una propuesta de acta europea de accesibilidad que será presentada en otoño de 2012.

La Comisión reconoce distintos niveles de importancia en la accesibilidad de los bienes y servicios, por lo que el cuestionario está dividido en bloques que permitan identificar aquellos que debe cubrir la iniciativa europea.

La participación en este cuestionario puede realizarse en línea enhttp://ec.europa.eu/justice/newsroom/discrimination/opinion/111207_en.htm (información en inglés) o cumplimentando el documento de Word que se adjunta y enviándolo a la siguiente dirección de correo: just-d3-consultation@ec.europa.eu.

Una vez cerrada la consulta, la Comisión analizará los resultados de la misma y redactará un informe que acompañará a las propuestas de la eventual acta europea de accesibilidad.

Anuncios

e-mintza: herramienta para personas con dificultades para la comunicación

Logo proyecto e-Mintza

e-Mintza es un sistema personalizable y dinámico de comunicación aumentativa y alternativa dirigido a personas con autismo o con barreras de comunicación oral o escrita. Nacido de la colaboración entre la Fundación Orange y la Fundación Dr. Carlos Elósegui de Policlínica Gipuzkoa, permite que el usuario pueda comunicarse con otras personas mediante el uso de tecnología táctil y multimedia, adaptándose fácilmente a las necesidades de sus usuarios. Asimismo promueve su autonomía a través de una agenda personalizada.

Descarga gratuita de e-Mintza

Para más información, pueden dirigirse a la web del programa.

Sobre la LISMI: Así nos va…

“No cumplo la LISMI ni pienso cumplirla, pero paso todas las inspecciones”

Por Francesc Saldaña, Responsable de DisCert España

Con esta frase me recibió el máximo responsable de recursos humanos de una de las grandes empresas españolas. Mi reacción fue de sorpresa e incluso de frustración, pero sobre todo tuve la necesidad de entender algunas cosas: ¿Por qué ocurre esta situación? ¿Por qué los estudios recientes nos indican que el 86% de las empresas no cumplen la LISMI?

Vamos por partes: La LISMI

La LISMI, Ley de Integración Social de las Personas Discapacitadas (antes mal llamadas minusválidas) fue aprobada en España en 1982. Ha tenido varias modificaciones, pero básicamente establece los criterios necesarios para la integración de estas personas en todos los ámbitos de la sociedad.

Uno de los principales aspectos para lograr una integración social es la integración laboral. Concretamente la LISMI establece una cuota de reserva del 2% de la plantilla para personas con discapacidad, para aquellas organizaciones con más de 50 personas en plantilla.

Ante la dificultad real de la incorporación de personas con discapacidad a las organizaciones de forma inmediata (estructuralmente existe una falta de formación y/o preparación adaptada a las necesidades productivas de las organizaciones, así como otras causas que no vienen al caso) se establecieron medidas alternativas para el cumplimiento de la cuota de reserva de otra forma: contratando servicios y/o productos a organizaciones con plantilla mayoritaria de personas con discapacidad (más del 60%). Estas organizaciones pueden ser Centros Especiales de Empleo o Fundaciones reconocidas oficialmente por las respectivas Comunidades Autónomas.

Adicionalmente también se pueden hacer donaciones como última vía de cumplimiento de la cuota de reserva. Pero siempre, para que una organización pueda optar a las medidas alternativas o donaciones deberá tener una autorización de la Administración autonómica correspondiente.

Para convertir el importe dedicado a medidas alternativas o donaciones en personas (y poder ver si se cumple este 2%) se utiliza un coeficiente de conversión. Este coeficiente en España es el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Concretamente el conversor es de 3 veces el IPREM para las medidas alternativas y 1,5 veces el IPREM para las donaciones.

Como puede verse el sistema no es complicado, por tanto, el incumplimiento por desconocimiento de la LISMI queda descartado.

La integración de personal con discapacidad

El proceso para integrar personas discapacitadas en plantilla depende de múltiples factores (sector de la organización, tamaño, tipo de tareas, ubicación geográfica, formación necesaria…) pero si una empresa no puede cumplir la normativa vigente mediante contratación directa puede optar por otras medidas.

Por lo tanto, la falta de personas directamente contratadas (por las razones que sean) tampoco parece ser el problema. Además, las donaciones también resultan sencillas en esencia.

Las medidas alternativas

Son múltiples y variadas, tanto que a veces las organizaciones no saben dónde acudir. Las asociaciones de Centros Especiales de Empleo disponen de catálogos e información de los servicios y productos que se ofrecen, pero generalmente no están orientados comercialmente.

Adicionalmente en las organizaciones no suelen existir criterios de “compra responsable”, es decir, a igual precio-calidad se opta por el proveedor socialmente más responsable.

La inspección de trabajo

Las sanciones no son altas y muchas empresas prefieren “arriesgarse”. Tampoco es una inspección cómoda porque políticamente no interesa multar a nadie por ello (y menos cuando hay crisis y no se contrata a nadie en las organizaciones).

Y tampoco es una inspección fácil porque es complejo analizar las contrataciones en múltiples localidades y puntos geográficos con formalizaciones administrativas distintas para cada Comunidad Autónoma. A esto hay que añadir que los inspectores de trabajo no suelen tener experiencia en temas fiscales o contables con lo que las medidas alternativas pasan por una mera formalidad sin comprobación de los pagos o de los servicios.

Conclusión

Si sólo un 13% de las empresas españolas cumple con la LISMI el resto está haciendo competencia desleal, por tanto, es imprescindible reconocer a las organizaciones comprometidas efectivamente con las personas discapacitadas.

AraWord: Procesador de textos libre con pictogramas

Les presentamos la primera versión de este procesador de textos, desarrollado por Joaquín Pérez Marco, bajo la supervisión de Joaquín Ezpeleta mateo (departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas del Centro Politécnico superior de la Universidad de Zaragoza) y con la colaboración de profesionales del CPEE Alborada, ARASAAC y del Centro Aragonés de Tecnologías para la Educación (CATEDU).

El programa permite la escritura simultánea con texto y pictogramas (de los que incluye una base de datos), facilitando así la elaboración de materiales y adaptación de textos para personas con limitaciones en el ámbito de la comunicación.

La aplicación está traducida al inglés, francés,  catalán, italiano, alemán, portugués y portugués de Brasil tanto en los menús generales, como en los pictogramas.

El programa se puede descargar desde:  http://www.proyectotico.es/wiki/index.php/AraWord . Se puede ampliar información en el Blog de ARASAAC

Les dejamos aquí una captura de pantalla del programa:

Caperucita Roja en pictogramas

Álbum de fotos del Foro de Vida Independiente

Aquí les dejamos el enlace al álbum de fotos del Foro de Vida Independiente FVID en Picasa.

https://picasaweb.google.com/100957976120183920417

Algunas de sus imágenes:

Lista de reproducción sobre Asistencia Personal en YouTube

Aquí dejamos el enlace a la lista de reproducción sobre Asistencia Personal en Youtube, creada por el Foro de Vida Independiente y Divertad.

Lista de reproducción sobre asistencia personal

Estudio sobre cómo evitar caídas y fracturas

LOS EJERCICIOS DE POTENCIACIÓN MUSCULAR EN PIERNAS DISMINUYEN EL RIESGO DE CAÍDAS Y FRACTURAS

La Universidad Europea de Madrid, en colaboración con el Hospital Gregorio Marañón, ha elaborado el primer estudio realizado en nuestro país sobre el efecto del entrenamiento muscular en mayores de 90 años. Según esta investigación, los ancianos que realizan ejercicio físico para potenciar su musculatura en las piernas logran evitar las fracturas producidas por las caídas. El estudio ha sido codirigido por el profesor Alejandro Lucía, catedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea de Madrid, junto con el doctor José Antonio Serra, jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, y han participado 40 ancianos de entre 90 y 97 años de la Residencia Los Nogales de Madrid.

Durante los siete meses que duró el estudio, los ancianos realizaron ejercicio tres días a la semana, en sesiones de 45 minutos cada una en las que practicaron ejercicios sobre bicicleta estática y en prensas de piernas. “Se trataba de ver el efecto del entrenamiento de fuerza, especialmente en la musculatura de las extremidades inferiores, a través de un plan de trabajo que incluía bicicleta estática y prensa de piernas de intensidad leve a moderada durante 8 semanas seguidas de 4 semanas de desentrenamiento”, detalla el profesor Lucía. “Con este régimen de ejercicios, se consiguió aumentar la fuerza de las piernas hasta en 10,6 kilos de media en cada persona”, destaca el investigador.

Junto al aumento de fuerza, las conclusiones del estudio apuntan que el número de caídas sufridas durante la investigación fue significativamente menor, &ldqu o;con una reducción media de 1,2 caídas por persona. Además, la práctica continuada de este tipo de ejercicio también lograría mejores resultados en el equilibrio y en la capacidad de subir escaleras de los ancianos.

“Otro dato muy importante a tener en cuenta es que el estudio ha demostrado que, con el entrenamiento adecuado, las personas somos capaces de mejorar nuestra fuerza muscular prácticamente hasta el final de nuestros días, por lo que debemos fomentar el ejercicio físico”, asegura el profesor.

Implantación en residencias de ancianos

“Se trata de la primera vez que se aplica ejercicio de fuerza en personas mayores obteniendo mejoras clínicamente relevantes en sólo 8 semanas”, destaca Alejandro Lucía. A la vista de estos resultados “creemos que este tipo de intervención deber&iacu te;a implementarse en las residencias de ancianos para mejorar la capacidad funcional y atenuar la sarcopenia (disminución de la masa y fuerza muscular) de esta población”, asegura.

El grupo de más de 90 años es, según el profesor Lucía, el que más rápido está creciendo, especialmente en nuestro país, “por lo que cada vez son más patentes los problemas asociados al envejecimiento”. Entre ellos destaca la disminución de la masa y fuerza muscular, “lo que hace disminuir drásticamente la capacidad funcional y autonomía de los ancianos, además de incrementar considerablemente el riesgo de morbimortalidad en este grupo”.

Aunque los fármacos son obviamente necesarios para prevenir y tratar enfermedades, “hasta la fecha no existe fármaco alguno que sea capaz de revertir la sarcopenia, por l o que lo más recomendable es el ejercicio regular, adecuadamente supervisado e individualizado para cada grupo de población”, concluye este especialista.